Cómo evitar la condensación en las ventanas

Publicado por el 17/01/2019. Categoría: Ventanas

Es invierno, fuera hace frío y es fácil que se nos empañen las ventanas de nuestra casa. Hay que reconocer que no hay cosa que más rabia dé que limpiarlas y encontrarlas al poco tiempo cubiertas por ese vaho característico de la condensación.

Para los peques es una pizarra estupenda, pero a los mayores no nos hace tanta gracia. Se quedarán marcados los chorretones de agua y con ello se malgastará el tiempo invertido para dejarlas relucientes.

Dibujo de un corazón en una ventana empañada

En el invierno es más fácil que se empañen las ventanas.

¿Por qué se empañan las ventanas?

El problema es la humedad que hay en tu vivienda. Si en tu casa hay demasiada, aparecerá esa condensación de la que hablamos. ¿Cuándo? Cuando el vapor de agua que supone esa humedad entre en contacto con una superficie con una temperatura muy inferior, por ejemplo, las ventanas. Los cristales son las superficies más frías de una vivienda y si es invierno todavía más.

Y ¿qué puede generar esa humedad? Sencillamente las actividades cotidianas en un hogar como cocinar en una cazuela, una ducha… La ubicación geográfica de la vivienda, el número de personas que habitan en ella o incluso las plantas que se tienen también influyen.

Consejos para evitar la condensación en las ventanas

1. Ventilar la casa.
Efectivamente, esto es clave. El objetivo principal es reducir la humedad por lo que lo primero que recomendamos es, abrir las ventanas, dejar que el aire exterior entre en la vivienda y se lleve parte de ese vapor acumulado. Por lo menos una vez al día, pero cuanto más se ventile, mejor.

Ventana empañada medio subida.

Ventilar la vivienda es clave para evitar la condensación en las ventanas.

2. Dejar las persianas subidas y las cortinas abiertas.
Después de ventilar, una vez que ya cerramos las ventanas, conviene dejarlas así. Aunque parezca que no, de esta manera también se consigue que circule el aire.

3. Encender la campana extractora cuando vayas a cocinar.
Que no se te olvide. Se llevará todo ese vapor que se genera al freír o cocer los alimentos.

4. Instalar un extractor.
Esta es una buena opción para evitar toda la humedad que se forma con las duchas o los baños.

Ventanas con doble acristalamiento.

Ventanas de doble acristalamiento aislante térmico.

5. Mantener una temperatura media en el interior de la vivienda.
Ni demasiado frío ni demasiado calor.

6. Instalar las ventanas adecuadas.
Nosotros recomendamos ventanas de doble acristalamiento aislante térmico. Estas están formadas por dos o más vidrios separados entre sí, en el interior llevan material de sílice antihumedad y están selladas con silicona de poliuretano. Con todo ello se consigue evitar la condensación. Si tienes dudas sobre qué ventanas son las más adecuadas para tu hogar, consúltanos.

Reduciendo la humedad de tu vivienda no sólo conseguirás que tus ventanas no se empañen tanto, sino que también lograrás un ambiente más saludable para tu hogar.

Expertos cristaleros a tu disposición desde 1972.
Cristalería Alcibar: atención, calidad y servicio

Los datos personales facilitados voluntariamente por usted, a través del presente formulario web serán tratados, por CRISTALERIA ALCIBAR S.L. como responsable del tratamiento, con la finalidad de atender su solicitud, consulta, queja o sugerencia, sin que se produzca comunicaciones o cesiones de datos y conservados durante los plazos necesarios para atender su solicitud.Puede usted ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de sus datos, dirigiéndose a Paseo UBARBURU, 35 13B, POLIGONO 27 20014 SAN SEBASTIAN (Guipúzcoa), para más información al respecto, puede consultar nuestra Política de Privacidad.